Homo Vagans

Narciso

Él la amaba y ella lo amaba. Se amaban.

Hoy, él abrió los ojos y la vio otra vez: su cara, hermosa como siempre había sido. Él se enamoró. Se ama.

No hubo opción, ella donó su cara para el trasplante.


Manuscrito V
Thoughts? Leave a comment